Las luminarias más grandes del mundo

luminaria mas grande del mundo

Hoy queremos hablar de curiosidades. Alguna vez os habéis preguntado ¿Cuál es la luminaria más grande del mundo? Nosotros si, y por eso queremos que las conozcáis.

La luminaria más grande del mundo se encuentra en Oman, en La Gran Mezquita del Sultán Qaboos de Mascate., más concretamente en la sala de oración de los hombres. La luminaria más grande del mundo es una araña de cristal Swarovski. Una inmensa araña que cuelga de la cúpula principal, acompañada por otras dos de menor tamaño y que conforma una imagen espectacular adornada por cientos y miles de cristales y pequeñas luces coloridas.

Suspendida de la cúpula central de 50 metros de alto, pesa 8 toneladas y mide 14 metros de largo. Esta luminaria es tan grande, que posee una escalera y tiene capacidad para albergar a tres personas.

Construida con tecnología de fibra óptica y miles de cristales Swarovski, además cuenta con una base de cobre recubierta de oro, por lo que esta impresionante luminaria está valorada en 8.2 millones de dólares.

Otra de las grandes obras en cuanto a luminarias se refiere, se encuentran en la colección Chandelier de Baccarat, enseña que en el pasado año 2015 para celebrar su aniversario presentó esta impresionante colección de luminarias, diseñada por creadores de la marca y que se ha convertido en la colección más grande que ha presentado hasta la fecha.

La luminaria, obra del diseñador japonés Yasumichi Morita, mide 8,4 metros de alto por 4,6 metros de diámetro y pesa 2 toneladas. En su espectacular estructura cuenta con un total de 410 luces distribuidas entre sus 176 ramas , adornadas por 26.500 piezas del mejor cristal.

Para mostrar la seña de identidad de Baccarat de la luminaria cuelga un rubí rojo de ocho caras, el emblema de la firma francesa.

Luminaria Chandelier de Baccarat

Foto: Baccarat

¿Qué significa que somos Lighting Designers?

Oficina con ordenadores

En Osaba Iluminación presumimos de ser Lighting Designers y lo hacemos con conocimiento de causa. ¿Quieres saber por qué?

El término Lighting Designer, es muy poco conocido y tiene una traducción que puede sonar rara, porque viene a decir que lo que hacemos es “diseñar iluminación”.

Pero ¿la iluminación se diseña?  ¡Pues claro que si! Y es un trabajo fundamental si queremos que un proyecto arquitectónico llegue a buen puerto, porque aunque la iluminación no sea el elemento protagonista de una edificación, es imprescindible para garantizar un ambiente óptimo para las personas que lo utilizan, ya sea para trabajar o para disfrutar.

Un Lighting Designer es un especialista en iluminación, con un conocimiento notable sobre el mundo de la construcción, ya que la luz tiene una relación muy estrecha con la arquitectura e intentamos crear sensaciones con la decoración y la luz, buscando la atemporalidad.

Plano de una casa con un bolígrafo.

Pero un Lighting Designer también tiene que tener un punto de ingeniero, imprescindible para ser capaz de llevar la iluminación del concepto a un proyecto real y tangible, que sea útil, fácil de mantener, perdurable y eficiente energéticamente.

Por eso en Osaba Iluminación contamos con un equipo multidisciplinar formado por arquitectos, interioristas e ingenieros, que son capaces de hacer realidad cualquier idea, por más imposible que parezca.

Nuestra función es ejercer de mediadores entre todos los que participan en el proceso creativo del proyecto, ya sean arquitectos, ingenieros, interioristas, constructores o propietarios, para que todos ellos vean plasmadas sus ideas. De manera que las interpretamos y las hacemos realidad a través del diseño de la iluminación y por supuesto ajustándonos al presupuesto del que disponemos.

Por eso la participación del lighting designer es clave para el éxito de un proyecto de iluminación contemporáneo, ya que asegura la calidad de la luz, y el cumplimiento de las necesidades de confort, eficacia y sostenibilidad, desde el punto de vista normativo, económico y energético.

Hay que tener en cuenta, además de los parámetros técnicos, energéticos y normativos, otros aspectos como la calidad de la luz que se produce en el espacio según la temperatura de color de las fuentes de luz, la dirección de la luz, el confort visual, la intensidad, la sombra o la penumbra, para percibir sensaciones, referencias visuales, calidad de materiales y volumetrías.

Por supuesto es importantísimo estar a la última acerca de las normativas vigentes en cada momento… ya que desconocerlas puede provocar que se comentan grandes errores con consecuencias para el cliente, como hemos visto en múltiples ocasiones en las que nos han pedido que auditásemos otros proyectos.

¿Cómo trabajamos? Normalmente todos los proyectos tienen tres fases fundamentales:

  • Un análisis preliminar del proyecto: en el que valoramos los requerimientos o necesidades, y el análisis cuantitativo y cualitativo.
  • Proyecto técnico: Durante el que desarrollamos el proyecto de iluminación como tal a través de: conceptos de diseño, análisis y elección de la luminaria, cálculos lumínicos,… y por supuesto, un plan de mantenimiento.
  • Evaluación presupuestal.

La Iluminación en el estilo industrial

Luminaria creada en unas tuberias con sus termostatos a la vista

Actualmente la iluminación en el estilo industrial está en pleno auge, ya que se acopla muy bien con otras tendencias como el estilo Escandinavo y el Retro-Vintage.

El estilo industrial se basa en el New York de los años 50, suelos naturales, fábricas antiguas, lámparas metálicas, tuberías, muebles de madera natural, líneas rectas, vigas de metal, grandes ventanas, etc. Es la época en la que se empieza a aceptar la opción de las fábricas y almacenes de las afueras como vivienda.

Este tipo de edificaciones ofrecen metros y luz interminables y a precios aceptables. Así que son muchos los trabajadores y artistas que se animan a habitar zonas como el neoyorquino barrio del Soho.

La iluminación de estilo industrial es el punto más importante para conseguir una decoración adecuada a este estilo, ya que elegir las luminarias y acertar con el modelo es la clave y si juntamos varias luminarias en poco espacio el éxito está asegurado.

Un truco para poder dar ese toque en un espacio, sin que requiera hacer mucha obra, es llevar los cables por medio de tuberías a la vista, color cobre, negro o plateado, lo que nos permitirá poner el punto de luz donde nos interesa y a la vez conseguir un efecto de estilo industrial más auténtico.

Aunque no es apto para todos los estilos ni para todas las viviendas, encaja muy bien en espacios de estilo abierto, como lofts, con amplios espacios y con elementos de la estructura del edificio al descubierto, ya sabes, tuberías, paredes de ladrillo, vigas metálicas,…

Luminaria en el techo, con los apliques a la vista

Fuente: Osaba

Por eso la iluminación es una de las disciplinas en las que más fuerza tiene el estilo industrial, ya que actualmente podemos elegir entre un montón de luminarias interesantes, metálicas, de diseños muy sencillos y en acabados casi rudos.

Para conseguir un estilo industrial es importante prestar atención a:

  • 1.     Grandes luminarias: Cualquier espacio industrial que se precie cuenta con grandes lámparas colgantes. Normalmente van acompañadas en pareja o en grupos de tres para causar mayor efecto.
  • 2.     El uso de metales: En el mobiliario, mesas, sillas, de acero, cobre como sea pero metal.
  • 3.     Las regletas de focos de techo y apliques de pared: que se adaptan muy bien a este estilo decorativo y que nos proporciona iluminación focalizada para destacar una parte en concreto o crear una zona de lectura o de trabajo.
  • 4.     Acabados: Podemos encontrar luminarias de estilo industrial con acabados envejecidos o con limpios acabados tanto en esmalte como en níquel.

Pero, sin duda, el entorno es un factor clave para conseguir el efecto adecuado, tanto en el comedor de una vivienda, unas enormes luminarias industriales colocadas estratégicamente encima de una gran mesa de madera rústica aportan el toque de originalidad.

En espacios de trabajo, como  oficinas de estilo industrial, en las que encajan perfectamente flexos estilo retro-vintage y grandes luminarias similares a las campanas de iluminación de naves, que permiten jugar con la luz y la altura, a la vez que decora con elementos que no entorpecen la comodidad para sus usuarios

O en locales comerciales, en los que se complementa muy bien la iluminación y la decoración del espacio, con la facilidad que ofrece para su instalación pudiendo elegir que el cableado forme parte de la decoración, consiguiendo además un estilo industrial más auténtico.

Diseño Escandinavo en iluminación

Cocina estilo escandinavo

A comienzos del siglo XX se desarrolla un gran movimiento de diseño en Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca , que ha llegado con una extraordinaria fuerza hasta nuestros días.

Los pioneros del estilo Escandinavo basaban sus creaciones en las necesidades de las personas. Por eso es un diseño con un alto componente humano. Rehuían de la industrialización y preferían lo artesanal.

Este estilo ha estado históricamente condicionado por su duro contexto tanto político, cultural y geográfico. Así es que hasta mediados del siglo XIX solamente estuvo enfocado a la funcionalidad de los espacios y de la decoración. Lo que no era útil, no servía.

Pero, a partir de entonces, se fue añadiendo a sus valores la cuestión estética y el objetivo de sus diseños cambió: crear belleza para la vida humana y cubrir así no sólo las necesidades físicas de  las personas sino también las emocionales.

El Escandinavo es un estilo muy agradable, transmite serenidad, limpieza, luminosidad y es muy funcional. Se rompe completamente con la decoración  clásica, oscura y de ambientes recargados a los que estábamos acostumbrados.

Las bases de este estilo vienen dadas por la naturaleza y clima de los Países Nórdicos caracterizados por largos y nevados inviernos, largos periodos con poca luz natural y mucha materia prima natural.

El blanco siempre genera sensación de frío pero gracias a las piezas, la madera presente en suelos, muebles y accesorios, y el pequeño  toque de vida con plantas dispersas, hace que sean ambientes muy acogedores.

Zona de trabajo de diseño escandinavo

Fuente: &Tradition

El diseño Escandinavo en iluminación es una de las tendencias más claras que podemos observar en las últimas temporadas y que más fuerza tiene en el sector de la decoración.

Este estilo sobre todo crea ambientes luminosos con grandes ventanas y techos altos, cocinas espaciosas muy prácticas y sobre todo pequeños lugares para cada miembro de la familia, en los que se pueden incorporar puntos de luz que hagan estos espacios iguales al resto del entorno general.

Hoy en día, como puedes ver en el mundo de la decoración y el interiorismo, el estilo Escandinavo está de moda y son muchos los diseñadores que siguen sus pautas: modernidad, sencillez y funcionalidad.

Tal es así que la Stockholm Furniture & Light Fair, celebrada desde 1930, se ha convertido en todo un referente y continúa causando gran impacto en el estilo funcionalista e internacional.

Estancia en tonos pasteles

Fuente: Muuto

Shade de Flos, un efecto visual mágico

imagen lámpara Shade de Flos

Hoy queremos presentaros una de las luminarias que más éxito tuvieron en su presentación en la Feria Euroluce de Milán de este año 2015, durante la que Flos desveló las novedades de su catálogo, con una gran colección de piezas innovadoras.

Shade puede ser una lámpara de pie, de suspensión o ambas, según como se mire… Y es que en palabras de su autor, Paul Cocksedge, “Shade representa casi un misterio onírico. Se sirve tanto del suelo como del techo, ¡pero parece no estar conectada a ninguno de ellos…!

Y no le falta razón, desde que está en nuestro showroom despierta mucha expectación, ya que se trata, sin duda de una pieza muy especial. Una luminaria en la que la base en el suelo proyecta la luz hacia una pantalla que cuelga del techo mediante unos cables muy finos, lo que crea un efecto visual mágico.

Desde luego, con Shade se ha redefinido el concepto de ‘pantalla’ y su perspectiva fija. Una forma nada complicada de tener una luz ambiental cálida con un toque de surrealismo, que se puede utilizar como una pieza central en una habitación o como un foco fuera del centro para iluminar los rincones oscuros, pasillos llenos de sombra y alcobas íntimas.

imagen funcionamiento lámpara Shade de Flos

Fuente: Flos

Lo sorprendente de Shade se consigue al evitar la forma convencional de usar la luz eléctrica desde el techo, y con sus fijaciones y cable incorporados. En lugar de ello, la corriente eléctrica procede de una fijación LED en el suelo que ilumina en sentido ascendente la pantalla de papel la cual, a su vez, está suspendida del techo mediante alambres extremadamente finos y prácticamente

La magia de la sombra se consigue al evitar la forma convencional de usar la luz eléctrica desde el techo, y con sus fijaciones y cable incorporados

En cambio, el poder se deriva de un piso LED que se encuentra en una pequeña caja de aluminio negro. Este elemento brilla hacia arriba de luz en la pantalla de papel japonés, que a su vez está suspendido de forma invisible del techo por medio de cables de nylon – capilares delgadas.

Datos técnicos: 

1 COB LED – 3000lm tot – CRI83 – 30W – 2700K

Fuente de luz: 1 Led Multichip 3000K – 3000 lm totales – CRI83 – 30W